Jor 8. Autonómica. Baztan 1 – 1 Lagunak

1 – C.D. Baztan: Bengoetxea, Unanua (Sarratea, min. 86), Andoni, Xabier, Imanol, Iñaki, Antton (Alejandro, min. 83), Asier, Urrutia, Iturriria (Joseba, min. 78) y Mitxeltorena (Azpiroz, min. 46).

1- S.D. Lagunak: Garriz, Rodri, Gabari, Sarra, Subiza, Jotas (Aingeru, min. 21), Iñigo (Víctor, min. 66), Pablo, Martu, Armendariz (Miguel, min. 80) y Aaron (Pascal, min. 89).

Arbitro: Sr. Edger Verde, asistido por las bandas por Sr. Georgi Asenov y Sr. David Solla. Amonestó por los locales a Imanol y por los visitantes a Subiza y a Rodri, a todos ellos con cartulina amarilla.

Goles: 0-1 min. 27, Imanol en p.p; 1-1 min. 74, Asier.

Crónica:
Partido disputado en la lluviosa tarde del Sábado en el campo de Giltxaurdi de Elizondo, entre dos equipos a priori llamados para estar arriba de la categoría.
Un campo en pésimas condiciones por la cantidad de agua caída en las últimas horas y que debido a la cantidad de ella el campo era difícil de drenar.
Un Lagunak azulón, debido al parecido de colores en las medias y pantaloneta de ambos conjuntos, que plantaba cara al recién descendido de la tercera división y líder esa jornada de la Autonómica y que motivaba más aún si cabe a los de Barañain en su intento por recuperar la parte noble de la tabla clasificatoria.
Comenzaría el encuentro con los dos equipos incómodos por el estado del terreno de juego y por el respeto que ambos conjuntos se tendrían durante todo el partido, sin embargo, fueron los visitantes quien más peligro entrañarían hasta la llegada del primer gol, primero de la mano de Aaron, que probaría sorprender al portero desde la frontal de área, pero que su disparo saldría desviado y después por medio de Martu quien se plantaría solo ante el marco defendido por Bengoetxea, tras un buen pase en profundidad de Rodri, y que sacaría el balón el portero local con los pies.
Sin embargo, antes de la llegada del primer gol, los azulones sufrirían el infortunio de la tarde con la lesión de Jotas, quien con un mal síntoma, se retiraría con un fuerte dolor en la rodilla.
Lizana tendría que hacer correcciones rápidas en el reparto de posiciones, y Aingeru saldría en frio a un campo poco propicio para salir así.
Sin embargo pronto entrarían en calor los visitantes con la llegada, no sin fortuna, del gol, en un balón que metería Iñigo para Martu desde la banda y que tras tocar el atacante de Barañain, se acabaría metiendo Imanol en propia puerta.
Llegarían los nervios por la parte local, que comenzaba a no ver claro cómo frenar la ambición de los visitantes, y que de nuevo tendrían ocasión para ampliar la ventaja pero un disparo de volea de Aaron llegaría sin problemas a las manos de Bengoetxea.
Antes de la llegada del descanso, aún dispondrían ambos conjuntos de una ocasión para cada uno, pero que no moverían el marcador, primero Gabari sacaría un balón de la misma raya de gol un balón que Garriz no llegaría a atrapar por el estado del campo tras un centro-chut desde la derecha del ataque local.
Los visitantes responderían tras una buena jugada de Martu por la banda, que llegaría a centrar un buen balón que se pasearía por la portería local no encontrando rematador, pero el balón mal despejado por la defensa local llegaría a las botas de Gabari que lanzaría un tímido disparo desde fuera del área para que el guardameta local lo atrapara sin problemas.
Con este resultado se llegaría al descanso, e Igotz Garde introduciría un cambio en el conjunto del Valle, queriendo dar más empaque al ataque local, de modo que pudiera contrarrestar la ofensiva de los vecinos de la capital.

Sin embargo al minuto de juego, sería de nuevo Martu quien pudiera haber ampliado la ventaja en el marcador, recogiendo desde su campo un buen balón metido en profundidad por Subiza y plantándose solo ante el portero dispararía a su cuerpo y el rechace lo sacaría la defensa local.
El Baztan, enrabietado por sus despistes defensivos, y sabedor de la importancia de los puntos, se pondría el mono de trabajo y comenzaría a acorralar a los visitantes, disponiendo de hasta 3 ocasiones para marcar, pero unas veces la defensa azulona, y otra la buena actuación de Garriz, harían que la desesperación llegara a aparecer en el conjunto local, que veía con impotencia como era incapaz de perforar la portería bien defendida por Garriz.
Ambos entrenadores meterían gente de refresco para llevarse el partido y comenzaría un vaivén de ocasiones para ambos conjuntos.
Primero Víctor pondría en aprietos a Bengoetxea, que despejaría de puños un buen lanzamiento a puerta de falta y seguido Urrutia, que recogiendo un buen balón en profundidad, haría lucirse a Garriz que atraparía el buen disparo del atacante local.
Con un público cada vez más volcado en su equipo y con un Urrutia tirando de galones, el cuadro local tiraría de garra y seguiría poniendo en aprietos a los visitantes, que de nuevo se verían en apuros y Rodri mandaría a córner un buen centro-chut al segundo palo del atacante local, Urrutia.
De ese córner sin embargo recogería sus frutos el cuadro local, que tras poner un buen balón desde la esquina, el balón no encontraría rematador y el rechace le llegaría a Asier, quien desde fuera del área, fusilaría a Garriz, quien nada podría hacer tras la dureza del disparo y el montón de gente dificultándole la visión del balón.

Los locales comenzarían a creer en la remontada y aún dispondrían de una buena ocasión para marcar por medio de Urrutia, pero sería Garriz quien despejaría su disparo, en claro fuera de juego, al palo, para que los de Barañain, aprovechando la desesperación local, montaran una buena contra y de nuevo pusieran un buen balón en profundidad a Martu que pondría un buen pase de la muerte ante la salida de Bengoetxea pero que acabaría despejando la defensa local.

Los visitantes tampoco estaban dispuestos a ceder ningún punto, y de nuevo Martu, el jugador más incisivo en el ataque de los de Lizana, se plantaría ante el guardameta local, y Bengoetxea le sacaría de nuevo un buen balón con los pies a su duro disparo.
Con las fuerzas ya agotadas, y viendo que la ambición podría ser costosa, se llegó al final del encuentro, donde ambos equipos dieron por bueno el empate, un buen punto que deja para los de Barañain el mal sabor de la lesión de Jotas, que empañó el buen debut de Pablo Pedreño, quien volvía a los terrenos de juego tras su intervención en su hombro, que le impedía celebrar los partidos con normalidad, y que aún no había debutado esta temporada.

El próximo partido, los de Barañain también lo disputaran como visitantes, esta vez contra otro recién descendido, el Beti-Onak de Villava, en partido que se jugará a las 16:30 horas del Sábado 12 de Noviembre en el campo de los Péritos de la localidad de Villava.

Crónica facilitada por Víctor Barandalla Aristu