Nunca olvides que el futbol es un juego

Nos ha llegado esto al correo de forma anónima y nos parece buena idea contarlo y recordar que hay que dar ejemplo tanto dentro como fuera de los terrenos de juego.

Soy aficionado al fútbol desde crío, lo he practicado y ahora lo disfruto desde la banda. Sigo al equipo de mi pueblo siempre que puedo, tanto cuando juega en casa como fuera. He visitado multitud de campos de futbol de Navarra, y da gusto cuando ves un campo lleno de gente animando a los suyos. Hasta aquí bien.
El domingo pasado, me llevé una alegría al ver un montón de críos con sus padres a pesar de que la tarde no invitara a salir de casa. El problema viene cuando, con la impunidad que se siente al estar entre una multitud, los energúmenos se envalentonan y vomitan su frustración sobre los jugadores del equipo rival, ante la mirada de sus hijos, que repiten sus mismas palabras. Sentí asco de aquellas fieras, y mas aún cuando te enteras que entre ellas hay un árbitro, que más de una vez lo habrá sufrido, y que debería luchar por acabar con esto.
El estar en la banda no da derecho a provocar a los jugadores, a insultarles, ni a acosarles.
Al fútbol se va a animar.

Dicho queda! Un saludo futboleros.

Comenzar una Conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.